Otros dulces

Berlinas caseras

El éxito de las Berlinesas se remonta al auge de Berlín como ciudad industrial, no sé si están son las que se compraban por sus pintorescas calles, pero estas Berlinas caseras te van a dejar completamente enamorado.

Berlinas-caseras

Es la receta perfecta y definitiva de la Berlina, el sabor y la textura es tal y como tiene que ser. Estoy convencida que, una vez que las pruebes, no te arriesgarás a comprarlas preparadas y que estén secas o duras por llevar varios días.

La preparación en sí, es bastante sencilla y rápida. Pero entre reposo y leudado se van entre 3-4 horas. Así que debes tenerlo en cuenta antes de ponerte con las manos en la masa.

INGREDIENTES:

  • 1 cucharadita de levadura seca de panadería
  • 200 ml de leche fría
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 125 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 1 huevo + 2 yemas
  • 500 g de harina
  • 1 cucharada de vinagre

Además necesitarás: aceite de girasol para freírlas, rellenos al gusto y azúcar glas para espolvorear.

PREPARACIÓN:

Pon en un bol la levadura con la mitad de la leche y la sal y remueve para que se disuelva. Déjalo reposar una hora.

En otro bol, bate la mantequilla, el azúcar y el azúcar avainillado o extracto de vainilla, hasta tener una crema blanquecina y bien aireada. Sin dejar de batir, añade el huevo y las yemas de uno en uno.

En este punto, yo quito la masa del amasador para terminar de integrar los ingredientes a mano.

Tamiza la harina y añade la levadura diluida, la leche restante y el vinagre. Bátelo lentamente con ayuda de una espátula hasta obtener una masa suave.

Si ves que está muy pegajosa añade un poco más de harina.

Cúbrela con un paño húmedo y déjala leudar en un lugar cálido unas dos horas o hasta que doble su volumen.

Vuélcala sobre la encimera espolvoreada con harina y trabájala un poco para darle forma alargada.

Forma con ella unas bolas, a mi me salieron 13, pero podría haber sacado alguna más. Déjalas en la encimera, sin cubrirlas, 30 minutos más.

Mientras tanto, calienta abundante aceite en una sartén u olla grande, de forma que cubra la mitad de la bola de masa. Con cuidado, ve sumergiendo las berlinas, dales la vuelta para que se doren por ambos lados.

Para dejar esa línea central pálida, tan característica, no las muevas durante la fritura.

Escúrrelas en papel de cocina y deja que se enfríen. Mientras tanto, puedes ir preparando los diferentes rellenos. El más típico es una confitura de fresa.

Nosotros las rellenamos de nocilla, dulce de leche, crema casera (puedes encontrar la receta aquí) y mermelada de naranja y jengibre, no es que seamos así de chulos , es que era la única que teníamos… aunque bien pensado, si era la única que teníamos, sí que somos unos chulos.

Nos ayudamos de unos biberones con una boquilla redonda y alargada para rellenarlos.

Para finalizar, espolvoréalos con azúcar glas.

¡Ya tienes tus Belirnas caseras listas para disfrutar! Vas a ver que todo el proceso ha merecido la pena con creces.

Estoy segura de que esta es la masa y el proceso para elaborar los míticos donut de azúcar.

Donut-relleno

Cuando mejor están es en el mismo día, aunque evidentemente, nos las hemos ido comiendo a lo largo de varios días y estaban igualmente estupendas.

Te recomiendo encarecidamente que pruebes esta receta. Tu dieta no… pero tú sí me vas a dar las gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s